Construcción y reparación pistas de tenis

En Pavipor somos especialistas en la renovación y reparación de pavimentos deteriorados y tratamientos antifisuras, le ayudamos a transformar su vieja pista de tenis en una superficie moderna y novedosa. Si necesita reparar su pista de tenis, si el suelo de estas instalaciones tiene grietas u otro tipo de imperfecciones, no dude en consultarnos para que podamos asesorarle sobre cuál es la mejor forma actuar en lo que respecta a la reparación de su pista de tenis.

Rejuvenezca su pista de pavimento poroso con sistemas novedosos de última generación, como nuestro pavimento poroso Dry Quick, que le proporcionarán los mejores resultados y un acabado óptimo, perfecto para disfrutar de su deporte favorito sin preocuparse por nada más. Como sabrá, una de las claves para un buen partido está en la calidad del pavimento de la pista de tenis. Si el estado de sus instalaciones no es el mejor, la reparación de su pista de tenis es la mejor solución.

Pasos en la construcción de una pista de tenis

Lo primero a tener en cuenta antes de construir una nueva pista de tenis es establecer su orientación, preferiblemente Norte-Sur para evitar que el sol llegue directamente a los jugadores, establecer las medidas estándar de la cancha y definir las características del suelo en el que se va a construir, además de ver si existe agua subterránea. Tras esto se procede a cajear todo el área donde se va a instalar la cancha, se prepara la base (nivelación del suelo para dar la pendiente de drenaje del agua, compactación del suelo y tratamiento con herbicida para evitar el crecimiento de malezas y raíces) y sobre esa base se instala el geotextil.

Después, sobre ese último se instala material estabilizado, y mientras se hace esto el perímetro de la cancha se encofra con solerillas biseladas. Acabado el estabilizado, este se imprima con una emulsión asfáltica, y después se procede a la instalación de una buena base de asfalto. A continuación, se sella el asfalto para evitar su típica porosidad. Una vez sellada la base, esta queda lista para los revestimientos acrílicos o cualquier otro tipo de superficie que se desee instalar, dependiendo del tipo de cancha. Puedes encontrar más información sobre la construcción de pistas de tenis en este dossier.

¿Quiere construir o reparar su pista de tenis? No dude en consultarnos, es una de nuestras especialidades.


Pinche aquí para ver el proceso constructivo de una pista de tenis con pavimento Dry-Quick a través de nuestra presentación

Métodos para reparar el pavimento de una pista de tenis

Problemas detectados en algunas canchas deportivas

El estado de integridad que presentan los pavimentos deportivos de las instalaciones en algunos casos es muy deficiente, se manifiestan patologías externas que indican varios tipos de deterioro de las distintas partes que forman la totalidad de la instalación. Lo más habitual es encontrar abultamientos, charcos, desprendimientos, fisuras y grietas en el suelo.

Pista deportiva dañada - 1Las zonas de juego no suelen estar en buen estado, en algunos casos se localizan varios problemas que hacen necesaria la reparación a fin de que las instalaciones queden en buen estado para la práctica de juego placentera.

Nuestro producto estrella para tapar las grietas y fisuras en pistas existentes tanto de hormigón como de asfalto es RESIBASE BP. Constructor no se complique la vida aplicando para las fisuras masillas de poliuretano, no le darán resultado.

Las distintas patologías observadas hacen que la práctica de juego en muchas de estas pistas esté mermada. Se han encontrado pistas totalmente arruinadas en las que es imposible practicar ningún tipo de juego o deporte, y en caso de jugarse se corre un grave riesgo de lesiones.

En ocasiones, el acabado superficial del hormigón pulido puede haberse levantado debido a un deficiente pulido del hormigón, quedando al aire el árido que conforma el hormigón. De manera constante se seguirá disgregando el acabado.

Pista deportiva dañada - 2También puede ocurrir que sean las propias placas del hormigón poroso lo que se levanten. Este problema puede ser debido a que la junta de dilatación está mal calculada, o a un movimiento excesivo de las distintas pastillas del hormigón poroso. Siempre debemos tener en cuenta que las dilataciones y contracciones del hormigón van a producir movimientos en la masa que en el caso de no estar bien realizados los cálculos y colocadas las juntas de dilatación se traducirán en fisuras, abombamientos y roturas no deseadas. El paso siguiente a esto es el de la rotura de pavimento después del abombamiento.

Por supuesto, no faltan los problemas generados por la mano del hombre. Por ejemplo, después de construir la pista de tenis, a alguien se le podría ocurrir pasar algún tipo de objeto o vehículo a través de la instalación.

Probablemente la más común de las patologías de las superficies de hormigón poroso o pulido sea la de las «cejas» o diferencias de altura en las juntas del pavimento. Esta deficiencia es muy peligrosa ya que a la incomodidad que produce en la práctica del juego un bote «falso» (denominado así al cambio de dirección y sentido distinto del previsto que toma la pelota tras impactar en esta junta), se producen habitualmente tropezones que pueden terminar en caídas y consiguientes lesiones en los usuarios.

Es muy habitual encontrar grandes fisuras con pérdida de material. En unos casos son debidas a la deficiente instalación del material y en otras al empuje de raíces de árboles situados en el perímetro de la instalación deportiva. En otros casos han salido plantas que han germinado en los residuos sólidos de la junta, o son raíces que brotan de árboles cercanos.

Las pistas realizadas con hormigón poroso a veces presentan varias zonas con desprendimiento del material que conforma la parte superficial del pavimento. Esta patología es debida a lo que habitualmente conocemos por meteorización. Esto es porque el polvo del ambiente unido a los restos vegetales se depositan en el pavimento y taponan los poros impidiendo que el agua se filtre y sea conducido a la red de saneamiento. Este hecho unido a las bajas temperaturas que se sufren en invierno hacen que el agua no filtrada se hiele, con un aumento de volumen que hace que las piedras de «garbancillo» que forman el pavimento se rompan y se desprendan dando lugar a esta patología.

Soluciones a la hora de reparar estos pavimentos defectuosos

Para eliminar de una manera permanente todos los problemas descritos anteriormente, existen varias soluciones que dependerán de dos tipos de actuaciones previas: «con demolición» y «sin demolición».

La diferencia entre los dos casos apuntados está básicamente en el incremento de coste y de tiempo por la ejecución de la unidad de demolición y desescombro de la misma en el supuesto primero. En el segundo caso la única limitación a tener en cuanta es la posibilidad de aumentar la altura del pavimento final.

Dependiendo del acabado final que elijamos para nuestra instalación podremos elegir una u otra solución. De entre todos los acabados que hay en el mercado los más habituales son:

  • Retoping, con 5 cm de pavimento poroso.
  • Hormigón bituminoso de 5 cm de espesor acabado con resinas sintéticas.
  • Césped artificial sobre pavimento poroso.
  • En el caso de las pistas de hormigón pulido y aglomerado asfaltico con grietas y fisuras, parches con mortero Resibase BP y superponer capas de resinas acrílicas.
  • En pistas de hormigón poroso no muy deteriorado se puede realizar una capa de caucho “in situ” de 10 mm con EPDM color.
  • En pistas de hormigón pulido con pendiente podemos colocar una alfombra de goma sistema confort o realizar una capa base de caucho reciclado para colocar resinas sintéticas.

Aglomerado asfáltico

Es un acabado muy habitual sobre el que se pintan las líneas de juego. Su textura es gruesa y con el paso del tiempo, por el uso y la acción de la lluvia y el viento, se elimina el betún que sirve de aglomerante quedando a la vista el árido de la mezcla.

Debe de garantizar la capacidad resistente de todo el conjunto, teniendo especial importancia la uniformidad de la planimetría final, ya que el revestimiento es totalmente impermeable y el agua superficial procedente de la lluvia principalmente, deberá evacuar por escorrentía siguiendo la pendiente prevista, que para uso deportivo será aproximadamente del 1% y en sentido transversal.

Su mantenimiento es mínimo

La aplicación de estas resinas es totalmente recomendable, tanto por el incremento de la duración del soporte en el tiempo, como por el tipo de textura y color con el que dotamos a la superficie.

Su mantenimiento es mínimo y cuando las capas están desgastadas se puede rehabilitar la pista con la aplicación de otras capas de resinas quedando los pavimentos como nuevos.

Si se opta por esta solución es necesario estudiar previamente el soporte actual. Se podrá realizar teniendo en cuenta las juntas de dilatación y deberá ser ejecutado por empresas especializadas en la aplicación del mismo y con un seguimiento por profesionales. El mantenimiento es mínimo pero necesitará de una limpieza periódica de los poros para eliminar los residuos acumulados. En zonas frías las heladas pueden acelerar el proceso de disgregación del hormigón.

Hormigón pulido

Hormigón pulido

Igual que en el caso anterior hay que cuidar las juntas de dilatación y el pulido de la capa superficial para evitar fisuras no deseadas y el deterioro prematuro de la capa superficial.

Rehabilitación con demolición

Como ya se ha indicado anteriormente, la rehabilitación con demolición se basa en eliminar el pavimento actual e instalar uno nuevo con el acabado que deseemos tener. Una vez que realicemos la demolición del soporte antiguo, solo nos restará ejecutar el nuevo en función del que hayamos elegido como si realizáramos una obra nueva.

Rehabilitación sin demolición

Lógicamente cada instalación tendrá sus características y será necesario estudiarla de manera individual, pero podemos asegurar que en el 95 % de los casos esta solución es la definitiva.

Este sistema se basa en colocar un elemento que separe el pavimento actual que tenemos deteriorado del aglomerado asfáltico que necesitamos para colocar el césped artificial o las resinas sintéticas del nuevo acabado. Con este planteamiento conseguimos que al no estar pegados los dos soportes, trabajen cada uno de manera independiente y los movimientos de las «pastillas» de hormigón sean absorbidos por el elemento de separación.

Estos separadores son dos. Primero colocamos una lámina de geotextil y sobre esta extendemos una capa de zahorras niveladas y compactadas con el acabado final y con un espesor medio de 10-15 cm. Se garantiza que los nuevos elementos del soporte trabajen de manera independiente del suelo antiguo, por lo que la transmisión de las juntas de dilatación o de las fisuras existentes son eliminadas con lo que ahorramos en tiempo y dinero las unidades de picado y desescombro.

Primero colocamos unos bordillos para el cajeado de la pista. Después colocamos el geotextil y sobre este extendemos y compactamos las zahorras artificiales. Sobre las zahorras extendemos y compactamos una o dos capas de aglomerado asfáltico. Sobre el aglomerado se realiza un bacheo de la superficie para eliminar los charcos. Después se sella el aglomerado asfáltico se aplican varias capas de resinas, se definen los juegos y se pintan las líneas en varios colores.

Solución sin demolición aplicando los sistemas Courtsol

Podemos reparar superficies de asfalto o de hormigón sin necesidad de echar nuevas soleras, con sistemas COURTSOL disponemos de alternativas con morteros modificados y resinas sintéticas que dejan su pista como nueva.

Imágenes de instalación y reparación pistas de tenis

Descargas

Más de esta categoría