Componentes de la pintura epoxi antideslizante

Queremos en esta nueva publicación repasar la composición y las propiedades de la pintura epoxi antideslizante para que tengas claro sobre qué superficies se puede emplear y qué podemos conseguir apostando por este tipo de productos.

Como ya sabes, se trata de una pintura especialmente concebida para suelos de naves industriales, garajes, pasos peatonales, laboratorios, pistas deportivas, etc. En definitiva, para todos aquellos sitios donde Pavimentos Pavipor tenga que ocuparse de la instalación de una superficie antideslizante. La gran ventaja que presentan estas pinturas es que se pueden aplicar sobre infinidad de superficies. Por ejemplo, sobre hierro, hormigón o cemento.

Lo que ocurre es que, dadas sus características, no se pueden aplicar a temperaturas inferiores a 7º C o en ambientes con más de un 85% de humedad. Antes de aplicar la pintura epoxi antideslizante debemos asegurarnos de que los soportes estén limpios y libres de grasas o demás restos de suciedad. Antes de aplicarlos, es importante remover bien el producto para que todos los componentes se mezclen correctamente. Se aplican con brocha o rodillo.

Recuerda que en el Código Técnico de la Edificación (CTE), en vigor desde 2006, se regula el tema de la seguridad frente al riesgo de caídas. Algunas de estas pinturas están hechas con una base de agua a la que se le añaden arenas específicas para conseguir el efecto antidestizante del que hablamos. El tipo de pintura epoxi antideslizante que necesitemos dependerá, entre otras cosas, de la humedad que haya en la superficie a tratar o de que la pendiente sea más o menos pronunciada.

Más de esta categoría