El cambio climático y los pavimentos deportivos

¿Qué es mejor para el cambio climático: los pavimentos de caucho o los de césped artificial para las instalaciones deportivas?

Ya es hora de decir adiós al césped artificial, a medida que el césped plástico se apodera de nuestras ciudades e instalaciones deportivas. Solo tiene de verde el color, tan solo piensa cómo los gusanos, abejas o los insectos se van a proporcionar de alimento, si la base del césped es plástico lo que impide sobrepasar al terreno natural a estos animales para proporcionarles el alimento. Por tanto, si el césped no protege espacios naturales, ¿cómo vamos a combatir el cambio climático o el calentamiento global si la «hierba falsa» no solo no tiene beneficios climáticos sino que la producción de plástico emite carbono y utiliza combustibles fósiles?

¿Has pensado dónde van estos microplásticos del césped que se desmonta, porque ha llegado a su vida útil y este residuo se retira a vertedero, en una instalación de pádel? Las diminutas partículas han abierto camino por todo el mundo y están presentes en nuestros mares y por ende en nuestros alimentos, en el agua y el aire.

Si el césped está hecho de polietileno, polipropileno y poliamida, es un problema, pues estos son productos que no se degradan.

Hay mejores soluciones que darían más placer a las personas que jugar sobre una lámina de plástico que se degrada lentamente

La mayoría de los plásticos contribuyen a la generación de los microplásticos a través de la degradación física y química, al ser pisados y porque están expuestos a la luz solar constante.

Existe una gran preocupación por el impacto de los productos químicos sintéticos, como es el césped artificial, que afectan a la salud humana y al medio ambiente. ¿Sabes que la UE ha estado investigando el césped artificial utilizado en los campos deportivos para detectar carcinógenos sospechosos, y está considerando prohibir los microplásticos?

¿Qué pasa cuando el césped artificial o la hierba falsa ha llegado a su ciclo de vida, que no suele sobrepasar los 10 años? Decir que el césped artificial es un producto ecológico es un poco engañoso, porque algunos dicen que se recicla, pero esto solo se hace en algunas plantas de Europa y es muy dudoso que todos los clientes reciclen.

El césped artificial no proporciona ningún beneficio ambiental como absorber la humedad o albergar insectos, alimentar a las aves, sino que la vida de un césped artificial no es tan larga, porque se pisotea, se compacta con el tiempo y se vuelve un pavimento pobre que al final se enrolla y se envía al vertedero, con lo que supone pagar unas altas tasas al tratarse de un producto plástico.

Cada vez que vemos césped artificial, nuestro corazón se debería de hundir porque hay mucha naturaleza cubierta de plástico.

El pavimento de caucho sintético más común es el caucho estireno-butadieno (SBR) o el polibutadieno, el etileno-propileno (EPDM) que se colorean con pigmentos producidos de forma medioambientalmente sostenible, con minerales de origen natural. El pavimento de caucho es sólido y relativamente resistente al fuego y está dotado de características antideslizantes.

El caucho SBR se obtiene mediante triturado de neumáticos desechados. Si se selecciona la calidad apropiada, los requerimientos de mantenimiento son muy favorables, al no precisar cuidados intensivos y costosos.

El pavimento PERMOSOL GOMA presenta unas buenas propiedades acústicas, bajo nivel de ruido y resulta confortable para la práctica deportiva o para ejecutar paseos urbanos, porque cuando se camina sobre el caucho o se juega sobre él da sensación de confortabilidad y, por tanto, se evitan las lesiones deportivas.

La fabricación es higiénica y sostenible porque los pavimentos de caucho sintético no requieren plastificantes y no liberan dioxinas.

La principal ventaja de los pavimentos de caucho es su confortabilidad, su acústica excelente, por lo que es ideal para usar en parques infantiles porque permanecen durante mucho tiempo y no son deslizantes cuando están mojados.

El caucho no es plástico, al tratarse de un material reciclado lo hace más atractivo en términos de sostenibilidad, si bien es cierto que es más caro que el césped artificial.

El caucho es un pavimento resilente, idóneo porque es inócuo a lo largo de su ciclo de vida, práctico y fácil de limpiar, duradero, seguro, silencioso, estético y agradable. Resilente es un producto elástico de recuperación instantánea después de cesar la carga o el impacto, cuando un pavimento está sometido a diversas magnitudes.

Más de esta categoría